Bar Tonyina

¡Hola! Aquí Bar Tonyina. Desde la entrada, desde la primera línea, una declaración de intenciones: bar, bar sobre todas las cosas. Porque nos va la celebración, el espíritu grupal, la vocación de compartir. Y las terrazas, claro, y las terrazas… También nos va el viaje, la personalidad, las comandas bulliciosas, la imaginación, la Valencia de primavera (y la de verano, y la de otoño, y la otra y la otra). En cambio no nos va la solemnidad, ni el humo, ni lo superficial, ni lo pasajero, ni los atajos.

Nos va que aquello que hacemos tenga un trasfondo de placer sobre lo que nos rodea. Los bares que, de paso hacen ciudad. Llevamos desde 2010 con la receta, cada vez un poquito más viajeros. Partiendo de las limitaciones, haciendo que giren a nuestro favor. Y de ahí al menú diario (una batalla diaria por dar lo mejor de nosotros mismos), a las tostanyinas y los pepitonyinas, a los menús grupales, a una carta que despliega aquello que nos gusta.

Y mar, mucho mar. Ante todo, mucho atún. Nuestro compromiso con el atún no es de palabra, o no solo es de palabra. Es el esfuerzo por encontrar el mejor atún, por hacer que la alta calidad de la materia prima sea compatible con un buen precio, la pelea constante por elaborar un tataki con atún rojo, por no buscar medianías.

¡Tonyina!

Los Espacios

Tonyina no deja de evolucionar día a día, es por eso que acabamos de darle una vuelta a nuestro local para hacerlo crecer junto a nuestra cocina. El nuevo espacio se concibe entorno al mar y con el atún como elemento central se compone un imaginario de barcos, viajes, mapas azules, blancos, maderas, peces… 

 

El interior local está dividido en tres zonas: Zona entrada, Barra cocina y zona fondo.

O como nos gusta llamarlo: Barras, sala y ronqueo. 

 

El antiguo rojo del techo se tornó azul ultramar, que nos da la frescura que necesitamos que junto con el techo que recuerda a burbujas de la espuma del mar. Tanto el suelo como las paredes están revestidas con tablón de madera de pino cepillado y el núcleo central de barra / cocina siempre nos pareció, la cabina del capitán que maneja el barco, por lo tanto también se revistió de tablón, pero esta vez pintado en blanco uniéndolo al casco del barco que ya teníamos.

 

La zona de entrada nos acerca a los mares donde el atún viaja, a los mapas que el barco recorre por el mundo en busca de este preciado animal. Y a su vez nos descubre platos cocinados en cada uno de esos lugares que luego nos encontraremos en la carta.

 

El modulo central, la cabina del barco, que divide el local claramente en dos zonas, da paso a la sala del fondo. La idea era encontrarte en el lugar donde se trabaja en atún, estar dentro de las cámaras donde se almacena, donde se corta, donde se prepara para ir a cocina y poder degustarlo.

 

Paredes pintadas por Javier Pastor en las que visualizamos tipos de atunes, sus partes, el ronqueo… y tiras de plástico simulando estar entre la cámara de los atunes y la cabina del barco.
Toda una experiencia que por mucho que te contemos, tendrás que venir a vivir.

TERRAZA

TERRAZA

Saborea los mejores platos de Tonyina al aire libre
SALA

SALA

Disfruta de nuestra cocina rememorando el viaje del atún por todo el ancho mar
BARRAS

BARRAS

¿Quieres tomar algo rápido o comer mientras ves la vida pasar? Este es tu espacio
RONQUEO

RONQUEO

Vive la experiencia Tonyina en nuestra particular sala de despiece ilustrada
TERRAZA

TERRAZA

Saborea los mejores platos de Tonyina al aire libre
SALA

SALA

Disfruta de nuestra cocina rememorando el viaje del atún por todo el ancho mar
BARRAS

BARRAS

¿Quieres tomar algo rápido o comer mientras ves la vida pasar? Este es tu espacio
RONQUEO

RONQUEO

Vive la experiencia Tonyina en nuestra particular sala de despiece ilustrada